Células de Bénard

La evaporación de los componentes líquidos, después de la aplicación de un esmalte protector, cambia la tensión superficial del producto de barnizado puesto que se determina una variación de la concentración en el sistema. Al mismo tiempo, el valor de viscosidad del barniz aplicado también varía y se crean corrientes ascendentes de disolvente desde las capas internas hacia la superficie y esto provoca una turbulencia al interior del producto que influye en las características de la superficie. Las partículas más volátiles y más ligeras se transportan en la superficie, mientras que las pesadas, debido a su diferente densidad y tamaño, permanecen en la parte inferior. En la superficie de la película de pintura, se definen maculaturas de diferentes tamaños llamadas células de Bénard. Estas celdas tienen una alta tensión en los bordes que tiende a disminuir hacia las áreas centrales.